Home Análisis El orden mundial como referencia e incógnita
Orden-mundial

El orden mundial como referencia e incógnita

Análisis 1 / 2018

 

Enrique Fojón Lagoa

 

Puede considerarse que, mayoritariamente, el pensamiento occidental en las Relaciones Internacionales (RRII) está dominado por el criterio de que la situación mundial es el resultado de diseño y planificación. Matt Ridley lo describe muy gráficamente: “Si existe un gran mito dominante en el mundo, un gran error que todos cometemos, un lado oscuro, es que todos creemos que el mundo es un lugar más planificado que en realidad es

En tiempos de cambios “tectónicos” en la situación geopolítica mundial como los que se están viviendo, tanto académicos como analistas tratan de identificar referencias para analizar el nuevo contexto internacional de distribución del poder y diseñar posibles líneas de acción para actuar en un ambiente tan fluido. Normalmente, en ese proceso se opta por utilizar como referencia el concepto de Orden Mundial, algo así como una visión de la conducta entre los centros de poder mundial, de manera que resulte un ordo gratum, empleándose la geopolítica como método para el consiguiente análisis

La denominación Orden Mundial se asocia, narrativamente, con la idea de Paz, pero la Historia muestra que los Órdenes sólo excepcionalmente, se han constituido sobre pilares como la justicia o la Paz. Los ejemplos históricos de Órdenes impuestos por los vencedores de guerras son abundantes y sólo unos pocos, si se identifican como tales, lo han sido mediante el entendimiento y la cooperación. Debe recordarse que los conflictos entre Grandes Potencias generaron, en los dos siglos anteriores, cambios significativos en lo que podemos denominar Ordenes Mundiales. La emergencia de los Órdenes de Viena, Berlín, París, Versalles y Yalta, eran consecuencia de las guerras napoleónicas, la franco-prusiana, la de Crimea y de las dos Guerras Mundiales. Como apunta Nassim Nicholas Taleb: “La historia y las sociedades no se arrastran. Saltan. Van de fractura en fractura, con unas pocas vibraciones entre ellas. Pero creemos, junto con algunos historiadores, en lo predecible, progresiones en pequeños cuantía”. Lo que puede asegurar la Historia del futuro, es que nos sorprenderá. (Seguir leyendo)

 

—-

Dr. Enrique Fojón, Coronel de Infantería de Marina (Ret). Investigador del Centro de Seguridad Internacional del Instituto de Política Internacional (Universidad Francisco de Vitoria)

 

.

.

Share This Post

Post Navigation