Home Análisis La guerra de Ucrania, la importancia de la geopolítica regional
ana-23-22

La guerra de Ucrania, la importancia de la geopolítica regional

Análisis 23 / 2022

9 Diciembre 2022

 

Enrique Fojón Lagoa

 

«Con demasiada frecuencia, la cuestión ucraniana se plantea como un enfrentamiento: si Ucrania se une al Este o al Oeste. Pero si Ucrania quiere sobrevivir y prosperar, no debe ser el puesto de avanzada de ninguna de las partes contra la otra, sino que debe funcionar como un puente entre ellas.” H. Kissinger

 

 

La pandemia de COVID-19 y la invasión rusa de Ucrania han acelerado el cambio de la visión geopolítica internacional, afianzando la confrontación bipolar entre Estados Unidos y China, reconfigurado las cadenas de valor y de suministro internacionales, además de debilitar las referencias al derecho internacional. Todo ello enmarcado por una mayor atención a la sostenibilidad y al cambio climático, al aumento de la desigualdad entre estados y dentro de ellos, junto a la implantación de nuevas tecnologías.

La percepción más compartida de la situación mundial, expresada de forma simple, se puede enmarcar en que Eurasia y el Indo-Pacífico siguen siendo los epicentros de la geopolítica mundial, el liderazgo norteamericano toma ímpetu en Occidente sin abandonar la apreciación de declive, la OTAN se activó con referencia al cometido de su creación, Rusia y China se mantienen unidos a pesar de sus “discretos” desacuerdos, pero con carácter general está en marcha un intento de “parcelación de la guerra” en todos los frentes, la estructura económica mundial rechina y el mantra climático sigue presente. Aunque las operaciones militares de la guerra de Ucrania se circunscriben a una zona geográfica específica, en realidad, nos encontramos ante una crisis global, multinacional y profunda.

En estas condiciones, Eurasia adquiere un gran relieve como elemento central de la situación de confrontación ya que la política internacional está dominada por la sinergia producida por el conflicto entre una nueva Gran Potencia en ascenso, China, y la hegemónica: los Estados Unidos. Esta situación es el escenario clásico de la denominada “Trampa de Tucídides” , que debe analizarse imperativamente con referencia al contexto histórico presente, partiendo de la premisa de la necesidad de encontrar un método de análisis ad hoc, al no servir la mentalidad al uso de la Posguerra Fría. El escenario de crisis global afecta a la globalización liberal, lo que conforma una realidad sin precedentes en sus implicaciones. Es muy posible que en el futuro pueda contemplarse una competición entre el atlantismo vs “eurosianismo”.

Para analizar una situación de esta clase es necesaria una investigación cuya plataforma metodológica es la Geopolítica. Normalmente, para el análisis geopolítico se vienen utilizando dos procesos complementarios: como método de análisis académico, para obtener las conclusiones adecuadas de la situación desde un determinado punto de vista histórico en un determinado espacio geográfico con la consecuente identificación de representaciones geopolíticas muy opuestas, o como proceso estratégico, “geopolítica aplicada” en el espacio y el tiempo para alcanzar alguna finalidad tal como entender el contexto, posibilidades de disuasión, obtención de superioridad, etc. (Seguir leyendo)

 

—–
Enrique Fojón, Coronel de Infantería de Marina (Ret). Investigador del Centro de Seguridad Internacional (CSI) de la Universidad Francisco de Vitoria.

 

 

.

Share This Post

Post Navigation